Envío gratuito desde 39,00 €
En la lista de compras de
Crear una nueva lista de la compra

Mate de leche: redescubrir la tradición

2024-04-02
Mate de leche: redescubrir la tradición

¿Alguna vez se ha preguntado por qué la yerba mate es tan especial? La tradicional infusión sudamericana ha ganado fama internacional por sus extraordinarias propiedades estimulantes y sus ricos sabores. Pero, ¿y si te dijéramos que hay una forma de hacer que la yerba mate sea aún más tentadora? Conoce la yerba mate con leche - ¡la manera perfecta para relajarse!

Resumen:

  1. Mate de leche - una tradición olvidada de América del Sur
  2. Propiedades de la yerba mate con leche. ¿En qué se diferencia de la infusión tradicional?
  3. ¿Cómo preparar yerba mate con leche?
  4. Yerba Mate Latte - un giro moderno a la tradición
  5. Experimenta y descubre nuevos sabores

Mate de leche - una tradición olvidada de América del Sur

Nada te calienta y mejora tu estado de ánimo como una deliciosa bebida caliente, especialmente en los días más fríos y lluviosos, sea cual sea la estación. Entre las muchas opciones que tenemos los mateístas, la que destaca -por supuesto- es la yerba mate. Pero, ¿qué tal enriquecer su sabor, agregarle algo que nos envuelva el corazón con una agradable dulzura a cada sorbo...?

La yerba mate es un brebaje con una larga y rica historia que acompaña a los pueblos indígenas de Sudamérica desde hace siglos. No sólo es una valiosa fuente natural de energía, sino también una excusa ideal para socializar. El mate de leche, por su parte, es una interesante variación de la bebida tradicional, que consiste en yerba mate preparada con leche caliente en lugar de agua. Aunque la historia de la yerba mate con leche es algo confusa y los orígenes exactos de esta variación son difíciles de establecer, se sabe que la idea de combinar los dos ingredientes no es nueva. La popularidad de la yerba mate con leche (y azúcar) se remonta a la época colonial, hacia el siglo XVII, y esta variante nació del deseo de combinar dos culturas distintas: la de los indígenas guaraníes y la de los españoles llegados de la lejana Europa. Era una forma inusual de atemperar el amargor natural del acebo. Los hábitos de consumo del mate de leche varían según la región y las preferencias de los amantes del delicioso sabor lácteo, tras el que se esconde el delicado amargor del mate. A veces, además del mate y la leche, se añaden a la calabaza de mate virutas de coco, canela, anís, azúcar caramelizado, un toque de miel u hojas de stevia, o incluso nueces o cáscara de naranja. El denominador común de cada forma es la calidez y el acogimiento que ofrece cada sorbo. El mate de leche suele tomarse en las estaciones más frías, ¡pero nada impide que lo prepares cuando te apetezca!

Mate de leche

Propiedades de la yerba mate con leche. ¿En qué se diferencia de la infusión tradicional?

Entre las muchas bebidas que podemos elegir para calentarnos en los días fríos o simplemente disfrutar, la yerba mate con leche ocupa un lugar especial. Esta combinación, que puede parecer inusual, esconde más de lo que podría parecer a primera vista. Pero, ¿por qué realmente recurrir a la yerba con leche? La yerba mate en sí es un poderoso tesoro de vitaminas, minerales, antioxidantes y, lo más importante, cafeína. Tomarla con regularidad puede mejorar la concentración, aumentar la energía, reforzar el sistema inmunitario y acelerar el metabolismo. Añadir leche al mate no es sólo una cuestión de gusto, sino también de salud. La leche es una fuente de calcio, proteínas y vitaminas D y B12, esenciales para la salud de huesos, dientes y músculos. La combinación de yerba mate con leche hace que la bebida sea aún más nutritiva, proporcionando al cuerpo un apoyo integral. Al mismo tiempo, en esta versión, la bebida es más suave, cremosa y dulce, lo que puede gustar a quienes no les gusta el característico amargor de la yerba mate clásica. También es una gran opción para aquellos que quieren diversificar su experiencia =mate experimentando con diferentes sabores y texturas.

¿Cómo preparar yerba mate con leche?

La elección de la yerba mate y la leche adecuada es la clave para el sabor perfecto. El mate de leche se puede preparar con cualquier producto seco, ya sea un mate verde suave o una yerba mate paraguaya intensa y ahumada. Sin embargo, cabe destacar la yerba mate tostada, una variedad tostada del mate brasileño. Se trata de un mate verde estándar, que se tuesta adicionalmente en un horno especial durante la producción. El material seco cambia su color de verde a marrón oscuro, su aroma también cambia ligeramente y la infusión adquiere notas de chocolate y caramelo que recuerdan al café de cereales. Puedes encontrar yerba mate tostada entre la oferta de la marca Verde Mate, como la clásica versión Tostada sin aditivos, Verde Mate Café con un toque de café molido o la sobrenaturalmente aromática Verde Mate Carmella con aditivos de caramelo y coco. En cuanto a la leche, las posibilidades son casi infinitas. Puede experimentar con la leche tradicional o con leches vegetales: de almendras, de avena o de coco. Cada tipo aportará un carácter único a la bebida. Recuerde que cuanto más grasa sea la leche, más cremoso y sustancioso será el resultado final. Por último, está la cuestión de los aditivos. Una bebida mate-láctea sabe muy bien, pero la combinación requiere un toque de dulzor y especias. Puedes endulzar la leche con miel o azúcar o añadir una pizca de canela, cardamomo o extracto de vainilla.

Mate de leche

¿Y cómo se prepara la yerba mate con leche? La receta básica de la yerba mate con leche es simple: basta con verter el mate seco en una taza de mate, calentar la leche a una temperatura de unos 70-80ºC, enriquecerla al gusto con edulcorantes y aditivos y luego, con la leche así preparada, verter la yerba mate seca. Esperar un rato a que se mezclen los sabores y luego ¡disfrutar de una maravillosa y aromática infusión!

Algunos consejos:

  • Si desea enriquecer la bebida con nuevos sabores, por ejemplo para preparar yerba mate con leche y miel y con especias, combine todos los ingredientes adicionales con la leche antes de verterla en la taza de mate - esto evita tener que revolver la bombilla en la yerba mate, lo que podría resultar en la obstrucción del filtro.
  • El mate de leche tiene muchos beneficios - además de las propiedades básicas de la yerba mate, están los valores nutricionales, vitaminas y minerales contenidos en la leche. Sin embargo, es importante recordar que, a diferencia de la infusión tradicional, la versión láctea del mate resulta más calórica, sobre todo si se endulza con azúcar. Si quieres evitar introducir calorías extra en tu dieta, opta por la leche vegetal y los sustitutos naturales del azúcar.
  • No vierta leche sobre la yerba mate en un recipiente de calabaza o palo santo. En primer lugar, la taza de mate hecha de material natural puede tomar muy fácilmente el olor y el sabor intensos de la leche y los aditivos. En segundo lugar, el residuo del producto seco, combinado con la leche, forma una cáscara dura cuando se seca, que es muy difícil de quitar. Yerba mate en una versión lechosa es definitivamente mejor preparada en un recipiente de cerámica o vidrio.

Yerba Mate Latte - un giro moderno a la tradición

Mate Latte es una versión moderna de la yerba mate con leche. Combinando las profundas raíces de la yerba mate de América del Sur con la suavidad cremosa de la leche para crear una composición perfecta para cualquier época del año. Entonces, ¿cómo se prepara un Yerba Mate Latte? Es muy sencillo.

  1. Prepara la yerba mate utilizando un simple infusor de té en una taza o, para obtener mejores resultados, en un vaso alto. Recuerda utilizar agua a la temperatura adecuada, alrededor de 70-80ºC. Llena la taza o el vaso hasta la mitad con agua, dejando espacio para la leche.
  2. Espera unos 5-10 minutos hasta que la infusión sea fuerte e intensa.
  3. Calienta la leche*, añádele azúcar o miel y espúmala con un espumador.
  4. Llena la taza o el vaso con leche, vertiéndola lentamente para no estropear la espectacular espuma.
  5. ¡Listo!

* El Mate Latte también se puede tomar en versión fría, con leche fría. En esta opción, tardará un poco más en espumar y combinar la leche con los aditivos.

¡Experimenta y descubre nuevos sabores!

La yerba mate con leche es una alternativa fascinante a los métodos tradicionales de beber esta infusión sudamericana, una forma fiable de entrar en calor y relajarse en los días fríos. Es una combinación que puede sorprender a muchos amantes de la yerba mate. Tanto si eliges un clásico mate de leche como un moderno latte de yerba mate, cada sorbo será un paso hacia el descubrimiento de una gran riqueza de sabores. Te animamos a experimentar y descubrir nuevas interpretaciones de la yerba mate. No tengas miedo de combinar diferentes leches con tus variedades favoritas de mate. Cualquier combinación puede traer sensaciones de sabor inesperadas y agradables. Recuerde que la yerba mate es una bebida extremadamente flexible que va bien con muchos aditivos. ¡Descubre la yerba mate de nuevo!


Fuente de información:

  1. Wikipedia: Mate.
  2. Mate dulce, con coco y leche caliente: la bebida de los dioses en días frescos.

Recomendados

Verde Mate Green Toasted - Tostada - 0,5kg

Verde Mate Green Toasted - Tostada - 0,5kg

7,99 € bruto/1uds.(15,98 € / kg bruto)
Verde Mate Green Coffee - Tostada - 0,5kg

Verde Mate Green Coffee - Tostada - 0,5kg

7,99 € bruto/1uds.(15,98 € / kg bruto)
Verde Mate Green Carmella Tostada 0,5kg

Verde Mate Green Carmella Tostada 0,5kg

7,99 € bruto/1uds.(15,98 € / kg bruto)
Verde Mate Green Dulcessa - Tostada 0,5 kg

Verde Mate Green Dulcessa - Tostada 0,5 kg

7,99 € bruto/1uds.(15,98 € / kg bruto)
pixel