Envío gratuito desde 39,00 €
En la lista de compras de
Crear una nueva lista de la compra

Indios guaraníes: pioneros de la yerba mate

2023-12-19
Indios guaraníes: pioneros de la yerba mate

Los indios guaraníes - si no fuera por ellos, puede que nunca hubiéramos probado la maravillosa yerba mate. En la entrada del blog de hoy, echamos un vistazo a la fascinante historia y cultura de los indios sudamericanos como pioneros en el cultivo y consumo de yerba mate. ¿Cómo vivían, cómo fue que descubrieron la planta milagrosa, Ilex paraguariensis y qué significado tenía la bebida en su cultura? ¡Disfruta de la lectura!

Resumen:

  1. En la antigua América del Sur
  2. Guaraníes - los "guerreros" de América del Sur
  3. Yerba mate - el regalo de los indios guaraníes al mundo
  4. La colonización de los indios de América del Sur y la introducción de la yerba mate en todo el mundo
  5. Los indios guaraníes - guardianes de la tradición de yerba mate

En la antigua América del Sur

Cuando Colón llegó a América del Sur a finales del siglo XV, entró en contacto con los nativos que, como se vio después, habían creado civilizaciones muy exitosas y altamente desarrolladas. Las más importantes fueron las culturas maya, azteca e inca, que aún hoy conocemos bien. En su apogeo construyeron grandes ciudades, poderosos templos y palacios, desarrollaron la agricultura e incluso crearon su propia escritura y calendario. Hoy, lo que queda de ellos es el recuerdo y las ruinas de magníficos edificios que se han convertido en nada más que una atracción turística. Junto a las culturas más grandes y famosas, había tribus indígenas más pequeñas y algo menos desarrolladas, como los guaraníes , los primeros descubridores de la yerba mate.

Guaraníes, los "guerreros" de Sudamérica

Los indígenas de la región fronteriza entre Paraguay, Argentina y Brasil llegaron a la zona alrededor del año 200 a.C. procedentes de la región central del Amazonas. Esta comunidad estaba formada originalmente por dos tribus de indios tupí-guaraníes. La leyenda cuenta que la tribu estaba encabezada por dos hermanos, tupí y guaraní. Vivían en armonía hasta que sus esposas se pelearon por un loro de colores. El menor de los hermanos, Guaraní, decidió abandonar la tribu y se trasladó con su numerosa familia a la tierra de La Plata. Guaraní en lengua india significa "guerrero", aunque las fuentes afirman que el término sólo empezó a utilizarse para los nativos durante el periodo de la Conquista. Al principio, circularon entre los europeos historias sobre su barbarie y sed de sangre. En realidad, los indios de Sudamérica eran más bien amistosos con los colonizadores. La cooperación con los españoles surgió del pragmatismo. Contar con un aliado tan fuerte les situaba en una posición ganadora en la competencia con las tribus rivales. Antes de la llegada de los conquistadores, los guaraníes vivían en pequeñas aldeas rodeadas de empalizadas. Las agrupaciones no solían superar los 500 habitantes. Su economía se basaba en la caza, la pesca y la agricultura, y su estilo de vida podría describirse como seminómada. Una vez agotadas las tierras de la zona de asentamiento, salían en busca de nuevos asentamientos. La dieta se basaba en la mandioca y el maíz. Los animales cazados y el pescado eran una rareza.

Yerba mate - el regalo de los indios guaraníes al mundo

Los guaraníes aprovechaban al máximo lo que les daba la naturaleza. Cazaban animales que vivían salvajes en la selva tropical, pescaban en los ríos de los alrededores y recolectaban plantas que crecían cerca de sus casas. En una ocasión, descubrieron una planta que, como se vio, tenía propiedades extraordinarias. Se trataba del Ilex paraguariensis, tras el cual los indios no sentían fatiga ni hambre, su humor mejoraba y sus sentidos se agudizaban. Comenzaron a preparar una infusión con las hojas secas de la planta -yerba mate- que bebían en ceremonias, antes de cazar. Los indios guaraníes eran muy religiosos y temerosos de Dios, y su mitología estaba muy desarrollada. Creían en el poder mágico de la naturaleza y en que el mundo que les rodeaba estaba habitado por seres sobrenaturales. Estas creencias se vieron enriquecidas por las tradiciones asociadas a la yerba mate, que se convirtió en un elemento integral y uno de los más importantes de su cultura. Beber el brebaje se hacía con respeto a la naturaleza y al espíritu - creían que era un regalo de los dioses. Surgieron muchas leyendas sobre la ocultación de la yerba mate, que, transmitidas de generación en generación, han llegado hasta nuestros días.

Yarii y Yara - los guardianes de la yerba mate

Los indios guaraníes llevaban un estilo de vida nómada. Como no sabían cultivar, se las arreglaban con lo que encontraban en la selva. Desgraciadamente, al cabo de un tiempo se les acababan los animales y las plantas silvestres, por lo que cada pocos años se llevaban todas sus pertenencias y se trasladaban a un nuevo lugar, lo que volvía a proporcionar sustento a toda la comunidad. Este modo de vida era bastante arduo, sobre todo para los miembros más ancianos de la tribu. Según la leyenda, durante uno de estos viajes, un anciano indio llamado Yarii se debilitó y decidió quedarse, no queriendo ser una carga para la tribu. Se condenó así a la soledad y la pobreza. Su hija, Yara, se quedó con él. Por mucho que quisiera vagar con su familia y amigos, quería tanto a su padre que no podía dejarlo solo. Les resultaba muy duro vivir en soledad y con difícil acceso a los alimentos. Un día, llegó a su cabaña un visitante: un chamán de ojos anormalmente azules. A pesar de su difícil situación, Yarii y Yara acogieron al chamán lo mejor que pudieron, y él les regaló una planta en agradecimiento. Resultó que el desconocido era el dios Pa'i Shume, y la planta que les dio era Caa' Mate - yerba mate. Pa'i Shume explicó a los indios cómo cuidar la planta y cómo utilizarla. Era para asegurar su prosperidad, para que nunca pasaran hambre y no tuvieran que mudarse de nuevo a otro lugar. La yerba mate no sólo era un regalo del dios, sino que también se convirtió en un símbolo de hospitalidad, y los indios yarii y yara se convirtieron en sus guardianes.

Yerba mate - el regalo de las diosas de la luna y las nubes

Según otra leyenda, la yerba mate fue un regalo de dos diosas - de la nube y de la luna. La diosa de la luna Yarí y la diosa de las nubes Arai admiraban desde lo alto lo que Tupá había creado en la tierra. Queriendo experimentar de cerca la belleza de la selva amazónica, decidieron descender a la tierra disfrazadas de niñas. Mientras deambulaban, fueron atacadas por un enorme jaguar. Cerraron los ojos horrorizadas. Cuando los abrieron, resultó que habían sido rescatadas por un joven indio que vivía en una tribu cercana. Las diosas rescatadas, queriendo agradecerles que les hubieran salvado la vida, durmieron a todo el pueblo y plantaron semillas mágicas durante ese tiempo. Cuando los indios despertaron, de las semillas brotó una planta -la yerba mate- con muchas propiedades milagrosas, que desde entonces tratan como un regalo de los dioses.

La colonización de los indios sudamericanos y la introducción de la yerba mate en todo el mundo

Volviendo a la historia real, con la llegada de Colón a las Américas, todo cambió. La llegada de los españoles supuso una gran revolución. Rápidamente tomaron las costumbres mateístas de los nativos. Sin embargo, para los indios guaraníes, beber yerba mate no era sólo una cuestión de suministrar líquidos al cuerpo, sino también una conexión simbólica con la naturaleza y los espíritus de sus antepasados. Los jesuitas, en particular, desempeñaron un papel inestimable en la comprensión de la cultura india y la popularización de la bebida. Dirigieron las llamadas reducciones -asentamientos misioneros especiales, que habitaron con los indios, adoptándolos a la vida cristiana. Hasta cierto punto, impusieron a los nativos costumbres y creencias traídas de Europa, pero lo hicieron de forma suave, animándoles a cooperar y desarrollarse en lugar de imponerles el cambio por la fuerza. Los monjes consiguieron implantar técnicas agrícolas que permitieron establecer las primeras plantaciones de yerba mate. Como resultado, empezaron a producir un considerable excedente del tan valioso mate seco. Esto se convirtió en la clave de la popularidad suprarregional de la bebida. La materia prima, transportada en barco a regiones lejanas, llegó a grupos cada vez más numerosos de personas. El mateísmo se extendió por toda la colonia, pasando rápidamente a las páginas de la historia como parte integrante de la tradición y la cultura locales.

Los indios guaraníes, guardianes de la tradición de la yerba mate

La herencia indígena sigue viva. A pesar de la influencia del mundo moderno, los indios guaraníes aún conservan sus tradiciones y se esfuerzan por proteger su cultura. ¿Quién iba a pensar que una misteriosa bebida originaria de los trópicos vírgenes de Sudamérica estaría tan fácilmente disponible en el futuro en prácticamente todo el mundo? La globalización nos ha facilitado la vida. Apreciémoslo, sin olvidar la riqueza cultural de tiempos pasados. Recordemos que la yerba mate no es sólo un delicioso brebaje, sino también un conjunto de tradiciones y cultura transmitidas a lo largo de cientos de años. Recordemos a los pioneros, como los legendarios indios guaraníes.


Fuente de información:

  1. Wikipedia: Yerba mate, Guaraní people.
  2. Encyclopædia Britannica.

Recomendados

Guarani Elaborada Con Palo Tradicional 0,5kg

Guarani Elaborada Con Palo Tradicional 0,5kg

6,49 € bruto/1uds.(12,98 € / kg bruto)
Guarani Energia con Guarana 0,5kg

Guarani Energia con Guarana 0,5kg

6,49 € bruto/1uds.(12,98 € / kg bruto)
Guarani Katuava 0,5kg

Guarani Katuava 0,5kg

6,49 € bruto/1uds.(12,98 € / kg bruto)
Guarani Boldo Menta 0,5kg

Guarani Boldo Menta 0,5kg

6,49 € bruto/1uds.(12,98 € / kg bruto)
pixel